Para este 2022 tu número es el:

Número 9

El año 9 es un año para cerrar ciclos. Nos llama a echar un vistazo a nuestra vida y reconocer qué relaciones, rutinas y energías han estado presentes en nuestras vidas durante los últimos años y que antes eran grandiosas, pero que ya no nos ayudan a crecer o expandirnos; nos están haciendo retroceder. El 9 es un año de depuración, en el que estamos llamadxs a limpiar nuestros “terrenos” emocionales y físicos de todas las raíces que ya no darán fruto, para que el próximo año tengamos espacio para plantar nuevas semillas.

El 9 es un año en el que podemos ver la consolidación del trabajo realizado hasta ahora. Nos invita a terminar aquellos proyectos en los que llevamos trabajando mucho tiempo. Es una energía de fama y reconocimiento; lo que hacemos y decimos se ve y se escucha por otros. Se intencional al respecto.

Es el momento de soltar cualquier lazo que nos reprima o no permita nuestra expansión y evolución. A medida que se cierran los ciclos, se abren otros nuevos; es un período de transición que nos prepara para saltar a lo nuevo y dejar atrás nuestra zona de confort. Pueden reaparecer personas y situaciones del pasado para cerrar sus ciclos con nosotrxs. Cierra con confianza, gratitud y paz.

El 9 también es el número del estudiante espiritual. Bajo esta energía, estamos llamados a ponernos en contacto con nuestra espiritualidad a través del conocimiento y la práctica. Cuanto más aprendamos y nos conectemos a nuestro lado espiritual, más miedo liberaremos, al recordar nuestra esencia divina e infinita.

Este año podemos sentir las emociones con más intensidad. Es aconsejable enfriarnos y centrarnos antes de tomar decisiones importantes, en lugar de actuar desde un lugar de gran emoción, de lo que podemos lamentarnos más tarde.

No es recomendable comenzar nada que esperemos que permanezca en nuestras vidas por mucho tiempo; esto incluye hacer compromisos formales de amor. Por lo general, las asociaciones o proyectos que comienzan con esta energía terminan siendo de transición, y lo más probable es que no duren más allá del punto en el que nos ayudan a pasar a la siguiente etapa de nuestras vidas.

Debido a que el 9 es el humanitario, esta es una energía que nos llama a estar al servicio de los demás. El 9 tiene la promesa de que cada vez que servimos, compartimos y ayudamos a otros, recibiremos más y más bendiciones. ¡Pruébalo y compruébalo por ti mismx!