Para este 2022 tu número es el:

Número 4

El 4 es el número de estructura y orden. Es un año que trae cambio y movimiento sobre nuestras viejas estructuras, ya que estamos llamadox a construir bases y cimientos más expandidos sobre los que nos apoyaremos más adelante. Estamos llamadxs a romper con las creencias limitantes que traemos desde la familai de origen (específicamente sobre nuestro mundo material) y darnos cuenta precisamente de lo que son: creencias limitantes. ¿Te dijeron que la vida es dura, que hay que luchar y que no es fácil? Esto viene a romperse.

Podemos experimentar un cambio en nuestras bases: en los lugares donde vivimos, trabajamos o pasamos el tiempo. La vida nos está moviendo hacia nuevos escenarios que nos ayudarán en nuestra evolución. Para poder hacer este cambio, habrán ciclos que tendrán que cerrarse. Este año te dice “ten confianza, vienen cosas más expandidas”.

Estamos llamados a ordenar nuestra situación actual en busca de progreso y mejora. Podemos experimentar inestabilidad y poca tolerancia hacia cualquier cosa que represente nuestra rutina habitual. Habrá cambios en torno a lo que antes se consideraba estable.

Es un año de arduo trabajo. Necesitaremos orden, disciplina y practicidad para lograr nuestras metas. El 4 nos convoca a mirar a nuestro alrededor e identificar qué situaciones, conversaciones, problemas y caos hemos pospuesto para más adelante… y ocupémonos de ellos ahora. Esta energía nos impulsa a poner orden tanto en nuestro mundo material como emocional.

El 4 es también el número de paciencia. Nos dice: no te impacientes por ver resultados de inmediato. Los resultados llegarán, pero por ahora, estamos llamadxs a ser consistentes, perseverantes y serenxs con los cambios. Es importante aprender a delegar el trabajo y no intentar controlar absolutamente todo. No es recomendable realizar compras innecesarias o inversiones muy arriesgadas este año. Presta especial atención a tu salud: el 4 nos convoca a reflexionar sobre qué hábitos y rutinas diarias necesitamos modificar para conectar con nuestro cuerpo desde una perspectiva más saludable. Cuidado con posponer las cosas por pereza, porque esto puede ser perjudicial. ¡Es hora de concentrarse y ponerse manos a la obra!